Salvia Divinorum: regular, no ilegalizar

rsz_img_1191Recientemente ha aparecido esta noticia en el diario El País, sobre las supuestas intenciones del gobierno de México de ilegalizar la Salvia Divinorum. La investigación científica actual ha mostrado que la planta medicinal y psicoactiva Salvia Divinorum tiene importantes aplicaciones médicas, ningún riesgo de sobredosis o efectos tóxicos, y un riesgo de abuso extremadamente bajo. Prohibir la Salvia dificultaría la investigación científica con esta sustancia de enorme valor farmacológico, y reemplazaría un mercado legal que puede ser estrictamente regulado para impedir el consumo a menores de edad, de manera similar al tabaco -como han adoptado los estados americanos de California, Maine y Maryland- por una economía bajo cuerda que empodera el mercado negro criminal. 

Actualmente, la Salvia es legal en todos los países del mundo salvo en un puñado de ellos. De las 183 naciones que forman parte de la Convención Única de Estupefacientes de la Organización de las Naciones Unidas [1], solamente 13 han ilegalizado la posesión de la Salvia [2].

A pesar de las abundantes pruebas científicas que demuestran la falta de evidencia de que la Salvia Divinorum sea dañina, así como su baja prevalencia de uso, los medios periodísticos se han hecho eco de anécdotas y vídeos en internet para amarillear y retratar a esta planta como peligrosa y de uso extendido. Estas noticias han ido creando una falsa alarma infundada, en lugar de presentar información veraz que refleje la evidencia científica. Además, ilegalizar la Salvia Divinorum pondría freno al potencial tratamiento de dolencias tan importantes y extendidas en nuestra sociedad como el Alzheimer, depresión, dolor crónico, demencia, esquizofrenia, trastorno bipolar y las drogodependencias [3].

Introducción. La Salvia Divinorum pertenece a la familia de las mentas (Lamiaceae). El tomillo, la salvia común, la menta y la albahaca son sus familiares cercanos en el reino vegetal [4]. Es una de las 1,000 especies que conforman el género de las Salvias [5]. La Salvia Divinorum es originaria de la Sierra de Oaxaca, donde los nativos Mazatecos consumen sus hojas desde hace cientos de años, para múltiples aplicaciones medicinales y por motivos religiosos. En los años 60, investigadores occidentales descubrieron la planta y sus usos, y fue introducida en los Estados Unidos [6]. Actualmente sus hojas se suelen consumir fumadas, pero también pueden ser masticadas e ingeridas, produciendo efectos que duran más tiempo pero tienen un inicio más lento. Es comunmente adquirida online y en tiendas de tabaco especializadas.

 Hechos:

La Salvia Divinorum no es adictiva. La literatura científica muestra que la Salvia Divinorum o su principal compuesto, la salvinorina A, no son adictivos. Los humanos no tienen predisposición fisiológica o psicológica para desarrollar dependencia o adicción [7]. En su lugar, las investigaciones actuales basadas en estudios con animales sugieren que esta planta pudiera ejercer un efecto de rechazo, que limitaría la frecuencia de su uso o su uso a largo plazo, después de ser consumida por primera vez [8]. La evidencia científica que va en aumento también muestra que la Salvia pudiera tener el potencial de tratar las drogodependencias [9].

Los efectos de la Salvia Divinorum son extremadamente breves comparados con otras drogas psicoactivas [10]. Sus efectos psicoactivos normalmente desaparecen en quince minutos [11]. Un estudio llevado a cabo recientemente de vídeos de Youtube sobre las experiencias de usuarios de la Salvia, encontró que sus efectos son de corta duración (observable durante unos ocho minutos), llevando a los investigadores a concluir que “la ventana de riesgo [de la Salvia] parece mucho más corta que la mayoría de otras drogas, incluyendo el alcohol” [12].

No existen casos registrados por sobredosis como resultado de consumir Salvia Divinorum. Hasta la fecha, la investigación no ha demostrado toxicidad aguda o crónica de la Salvia en humanos [13]. No se han reportado lesiones o muertes como resultado de consumir Salvia. No se han encontrado efectos tóxicos en ninguno de los órganos de animales de laboratorio, ni en la administración aguda de la sustancia ni tampoco a largo plazo, incluso administrándoles dosis mucho más altas que las que ningún ser humano pudiera llegar a consumir [14].

Datos de consumo. El uso de la Salvia es restringido y experimental [15]. La Encuesta Nacional sobre Salud y Uso de Drogas de los Estados Unidos recopiló datos sobre uso de Salvia en el año 2006, el año más reciente en el que hay datos disponibles, mostrando que menos de la mitad del uno por ciento (0,3 por ciento) de los mayores de 12 años informaron haber consumido Salvia durante el año anterior [16].

Incluso el organismo encargado de controlar sustancias en los Estados Unidos, la DEA (Drug Enforcement Administration), concluyó en 2003 que los usuarios de esta droga “indican que no volverían a consumirla por segunda vez” y que “la Salvia Divinorum muy probablemente no se convertirá en una sustancia de abuso extendida en eventos sociales” [17]. La mayoría de las personas que prueban la Salvia elige no volver a usarla de nuevo [18]. Los efectos psicoactivos de esta planta suelen ser desagradables para la mayoría, y el estado ansioso que pudieran evocar se limita a su corta duración [19]. Los investigadores reportan que estos efectos pueden ser interrumpidos o terminados hablando a la persona afectada o produciendo otro sonido. Tal y como los investigadores hacen notar, “el sabor amargo de la planta, sus breves efectos, combinados con parámetros de cultivo exigentes, hacen de esta planta un dudoso candidato para su uso masivo. Ni la Salvia Divinorum ni la salvinorina A tienen elevado potencial de abuso” [20].

La aproximación más efectiva para la Salvia Divinorum combina el control de acceso de los menores de edad con el etiquetado del producto, y con educación exhaustiva sobre drogas.

Establecer controles de edad restringe el uso de la Salvia entre menores al tiempo que permite continuar con la innovadora investigación médica. Un farmacólogo con financiación federal de los Estados Unidos para estudiar los efectos de la Salvia en los seres humanos ha señalado que “tenemos este increíble nuevo compuesto, único en su clase; tiene un uso médico potencial clarísimo, pero estamos hablando de limitarlo porque algunas personas se han colocado con él” [21].

Estados de los Estados Unidos como California, Maine y Maryland han aplicado esta regulación de la Salvia como los cigarrillos, estando su venta prohibida a menores. Basándose en los productos del tabaco, además de los controles para menores de edad otras medidas que se han probado y demostrado como eficaces son el etiquetado de los productos para informar a los consumidores adultos y la comercialización en puntos de venta restringidos, todo lo cual reduce el acceso de los jóvenes a productos de tabaco y establece la regulación de las compras de tabaco entre los adultos, reduciendo también su impulso a adquirirlo [22][23]. El consumo de tabaco, una droga extremadamente dañina que ha producido más muertes que el alcohol y las drogas ilegales juntas, ha disminuído drásticamente como resultado de las iniciativas de educación y las restricciones de edad, a pesar de su legalidad para los adultos [24].

La Salvia Divinorum en México. Ilegalizar la planta en México -su lugar de origen, donde lleva siendo empleada por médicos tradicionales durante siglos- constituiría, además de un sinsentido teniendo en cuenta la abrumante cantidad de pruebas científicas aportadas, un exterminio etnobotánico, eliminando el derecho de estos pueblos nativos a seguir empleando sus remedios medicinales, y su libertad de practicar libremente sus cultos religiosos. La Salvia Divinorum y sus usos y ritos ancestrales forman parte del bagaje de riqueza cultural colectiva de la humanidad, y atestigua nuestra relación simbiótica con las plantas.

México es el quinto país del mundo en riqueza vegetal. Contiene el 20 por ciento de las especies de plantas de todo el planeta, y más de la mitad son endémicas mexicanas [25]. La variedad de culturas nativas que emplean estas plantas y conocen sus secretos conforman el bellísimo mosaico del país, cuya preservación, protección, respeto y cuidado se eleva como una de las más necesarias apuestas presentes.

*****

Publicado por Ana Elda Maqueda, adaptado y basado en la propuesta de Drug Policy Alliance 

Referencias:

[1]United Nations, Office on Drugs and Crime, “Status of Adherence to the Single Convention on Narcotic Drugs, as of March 14, 2008,” 3 December 2008, http://www.unodc.org/documents/treaties/treaty_adherence_conven tion_1961.pdf

[2]United States, Drug Enforcement Administration, “Drugs and Chemicals of Concern: Salvia divinorum and Salvinorin A.”

[3]http://xkapastora.org/objetivos/ ; Roland R. Griffiths & Matthew W. Johnson, “Scientific Considerations Concerning Salvia divinorum and Salvinorin A: Implications for Proposed Legislation,” Testimony before the Maryland Legislature, 2009, http://sagewisdom.org/johnson-salvia-statement.pdf.

[4]Thomas E. Prisinzano, “Psychopharmacology of the Hallucinogenic Sage Salvia divinorum,” Life Sciences 78, no. 5 (2005); Richard Glen Boire et al.,Salvia divinorum: Information Concerning the Plant and its Active Principle, Davis, CA: Center for Cognitive Liberty and Ethics, 2002 http://www.cognitiveliberty.org/pdf/salvia_dea.pdf.

[5]Prisinzano, 527.

[6]Richard G. Wasson, “A New Mexican Psychotropic Drug from the Mint Family,” Botanical Museum Leaflets, Harvard University 20

[7]Kavita M. Babu, Christopher R. McCurdy, and Edward W. Boyer, “Opioid Receptors and Legal Highs: Salvia divinorum and Kratom,” Clinical Toxicology 46 (2008)

[8]Babu, 148; Yong Zhang et al., “Effects of the Plant-derived Hallucinogen Salvinorin A on Basal Dopamine Levels in the Caudate Putamen and in a Conditioned Place Aversion Assay in Mice,” Psychopharmacology (2005)

[9]Aashish S. Morani et al., ” Effect of Kappa-Opioid Receptor Agonists U69593, U50488H, Spiradoline and Salvinorin A on Cocaine-Induced Drug-Seeking in Rats,” Pharmacology, Biochemistry, and Behavior 94 (2009); Oliver Grundmann et al., “Salvia divinorum and Salvinorin A: An Update on Pharmacology and Analytical Methodology,” Planta Medicina 73 (2007); Catherine B. Willmore-Fordham et al., “The Hallucinogen Derived from Salvia divinorum, Salvinorin A, Has K-opioid Agonist Discriminative Stimulus Effects in Rats,” Neuropharmacology 53 (2007)

[10]Debora Gonzalez et al., “Pattern of Use and Subjective Effects of Salvia divinorum Among Recreational Users,” Drug and Alcohol Dependence 85 (2006); Michael A. Ansonoff et al., “Antinociceptive and Hypothermic Effects of Salvinorin A Are Abolished in a Novel Strain of K-Opioid Receptor-1 Knockout Mice,” Journal of Pharmacology and Experimental Therapeutics 318 (2006); Matthew D. Schmidt et al., “Pharmacokinetics of the Plant-Derived K- Opioid Hallucinogen Salvinorin A in Nonhuman Primates,” Synapse 58 (2005)

[11]Gonzalez, 157-162; Teksin ZS et al., “Evaluation of the Transport, In Vitro Metabolism and Pharmacokinetics of Salvinorin A, a Potent Hallucinogen,” European Journal of Pharmaceutics and Biopharmaceutics 72 (2009)

[12]Lange JE et al., “Salvia divinorum: Effects and Use Among YouTube Users,” Drug and Alcohol Dependence 108 (2010)

[13]Babu, 146-148; Prisinzano, 527-531.

[14]Mark Mowry, Michael Mosher, and Wayne Briner, “Acute Physiologic and Chronic Histological Changes in Rats and Mice Exposed to the Unique Hallucinogen Salvinorin A,” Journal of Psychoactive Drugs 35 (2003)

[15]http://www.emcdda.europa.eu/publications/drug-profiles/salvia

[16]Substance Abuse and Mental Health Services Administration (SAMHSA), Office of Applied Studies, The NSDUH Report: Use of Specific Hallucinogens: 2006, Rockville, MD: SAMHSA, 2008, http://oas.samhsa.gov/2k8/hallucinogens/hallucinogens.pdf.

[17]United States, Drug Enforcement Administration, “Information Bulletin: Salvia divinorum,” June 2003, http://www.usdoj.gov/dea/programs/forensicsci/microgram/mg0603/mg0603.html

[18]Leon Gussow, “Salvia divinorum: A Unique Hallucinogen,” Emergency Medicine News 28, no. 7 (2006); National Institute on Drug Abuse, NIDA, “Info Facts: Salvia,” December 2009, http://www.nida.nih.gov/PDF/Infofacts/salvia.pdf

[19]Gussow, 23.

[20]Boire, 8-9.

[21]Dr. John Mendelson as quoted in Kevin Sack and Brent McDonald, “Popularity of a Hallucinogen May Thwart its Medical Uses,” New York Times 9 September 2008, A1.

[22]William R. Wolowich, Alisha M. Perkins, and John J. Cienki, “Analysis of the Psychoactive Terpenoid Salvinorin A Content in Five Salvia divinorum Herbal Products,” Pharmacotherapy 26 (2006); K. Tsujikawa et al., “Determination of Salvinorin A and Salvinorin B in Salvia divinorum-Related Products Circulated in Japan,” Forensic Science International 180, no. 2-3 (2008); Hillebrand, 336-337.

[23]Becky Freeman, Simon Chapman, and Matthew Rimmer, “The Case for Plain Packaging of Tobacco Products,” Addiction 103 (2008); Janine Paynter & Richard Edwards, “The Impact of Tobacco Promotion at the Point of Sale: A Systematic Review,” Nicotine & Tobacco Research 11 (2009); T. Harper, “Why the Tobacco Industry Fears Point of Sale Display Bans,” Tobacco Control 15 (2006); Melanie Wakefield, Daniella Germain & Lisa Henriksen, “The Effect of Retail Cigarette Pack Displays on Impulse Purchase,” Addiction 103 (2007); Lawrence Deyton, Joshua Sharfstein, and Margaret Hamburg, “Tobacco Product Regulation — A Public Health Approach,” New England Journal of Medicine 362 (2010); Louise M. Hassan et al., “Exploring the Effectiveness of Cigarette Warning Labels: Findings from the United States and United Kingdom Arms of the International Tobacco Control (ITC) Four Country Survey,”International Journal of Nonprofit and Voluntary Sector Marketing 13 (2008); Constantine I Vardavas et al., “Adolescents Perceived Effectiveness of the Proposed European Graphic Tobacco Warning Labels,” The European Journal of Public Health (2009); Rob Cunningham, “Gruesome Photos on Cigarette Packages Reduce Tobacco Use,” Bulletin of the World Health Organization 87 (2009), http://www.who.int/bulletin/volumes/87/8/09-069559.pdf ; J.E. Cohen et al., “Promotions at Point-of-Sale: The Last Hurrah,” Canadian Journal of Public Health 99 (2008); Simon Chapman, “The Cancer Emperor’s New Clothes: Australia’s Historic Legislation for Plain Tobacco Packaging,” British Medical Journal 340 (2010); Christine Savage, “A Public Health Approach to Smoking Prevention: Health Warning Labels on Tobacco Products,” Journal of Addictions Nursing 21 (2010).

[24]Lloyd D. Johnston et al., Smoking Continues Gradual Decline Among U.S. Teens, Smokeless Tobacco Threatens a Comeback, Ann Arbor, MI: University of Michigan News Service, 14 December 2009, http://monitoringthefuture.org/pressreleases/09cigpr_complete.pdf; Lloyd D. Johnston et al., “Teen Smoking Resumes Decline,” Ann Arbor, MI: University of Michigan News Service, 11 December 2007, http://monitoringthefuture.org/pressreleases/07cigpr.pdf; Lloyd D. Johnston, et al., “Table 1 – Trends in Prevalence of Use of Cigarettes for Eighth, Tenth, and Twelfth Graders,” Monitoring the Future: 2007 Data From In-School Surveys of 8th-, 10th-, and 12th-Grade Students, Ann Arbor, MI: University of Michigan, 2007, http://monitoringthefuture.org/data/07data/pr07cig1.pdf.

[25]http://www.scielo.org.ve/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0378-18442003000300008&lng=pt&nrm=iso ; http://noticias.universia.net.mx/ciencia-nn-tt/noticia/2006/03/10/72250/pierde-mexico-riqueza-botanica.html